actividades provida en la diócesis Católica de dallas

 

La vida humana es sagrada e inviolable en cada momento de su existencia, también en el inicial que precede al nacimiento. El hombre, desde el seno materno, pertenece a Dios que lo escruta y conoce todo, que lo forma y lo plasma con sus manos, que lo ve mientras es todavía un pequeño embrión informe y que en él entrevé el adulto de mañana, cuyos días están contados y cuya vocación está ya escrita en el « libro de la vida ». Incluso cuando está todavía en el seno materno, —como testimonian numerosos textos bíblicos — el hombre es término personalísimo de la amorosa y paterna providencia divina.

Evangelium Vitae, n. 61


La Iglesia Católica es Provida

Vivimos en una sociedad sin fe, donde la vida de los no natos, los enfermos y los ancianos no se tiene en cuenta y a menudo peligra por actos de violencia o indiferencia. Este año fue el 40 aniversario de los trágicos fallos de la Corte Suprema de EE. UU. en los casos Roe versus Wade y Doe versus Bolton. Estas decisiones, que no se basaron en la Constitución, ni en la ley natural, ni en las tradiciones de derechos humanos de nuestra nación, legalizaron poner fin a la vida de un niño no nato en Estados Unidos por cualquier razón y prácticamente en cualquier etapa de su desarrollo. Desde entonces, se han tomado las vidas de más de cincuenta y cinco millones de niños no natos, generando gran sufrimiento y una profunda pérdida a muchos millones de madres, padres y familiares. El suicidio asistido por médicos ahora es legal en tres estados, lo que permite a los médicos ayudar a poner fin a la vida de los pacientes en vez de ofrecerles el consuelo tan vital en momentos de dolor y angustia. Estas leyes preparan el terreno para la eutanasia al socavar el respeto y el cuidado verdaderos que necesitan las personas gravemente enfermas.

A pesar de estos desafíos, el Papa Francisco nos recuerda que siempre tenemos esperanza en Cristo. El Santo Padre no solo habla de vida física sino de vida espiritual: nuestra vida en Cristo tiene el poder de transformarnos. Al abrir el corazón a su amor y su misericordia, permitimos que Cristo viva en nosotros y vemos más profundamente la belleza compleja y única de cada persona.

¿Qué significa abrir el corazón a la vida? Significa examinar nuestra alma y reconocer nuestro profundo anhelo del amor de Cristo. Aunque podemos cometer pecados contra la vida humana, como el aborto, el suicidio asistido y la eutanasia, no estamos más allá de la misericordia de Cristo. Es importante que sepamos y compartamos con los demás que Cristo ofrece su perdón incluso a quienes han tomado una vida ajena, si realmente se arrepienten de haberlo hecho.

Debemos responder al llamado del Papa Francisco con la mayor urgencia. Abrir el corazón a la vida en Cristo nos permite tratar con bondad y misericordia a los demás. Debemos dar testimonio del Evangelio de la Vida y evangelizar con nuestras vidas. Debemos invitar a los demás a hacerlo y compartir la verdad sobre la vida humana. Debemos seguir demostrando amor y misericordia, en especial a quienes han participado en un aborto. Todos los miembros de la Iglesia pueden curar al mundo si defienden la belleza de la vida humana y de la misericordia infinita de Dios.

Fragmento de la Declaración del Cardinal Seán O'Malley - Presidente del Comité de Actividades Provida de la Conferencia Episcopal con motivo del Domingo del Respeto a la Vida 2013


Comunidad Católica Provida, Ministerio del Respeto a la Vida de la Diócesis Católica de Dallas

La Comunidad Católica Provida colabora con la Diócesis Católica de Dallas para implementar el Plan Pastoral de los Obispos de los Estados Unidos para Actividades Provida; dedicándose a enseñar el respeto por la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural, y a organizarse para defenderla.  

Siendo el Ministerio del Respeto a la Vida de la Diócesis de Dallas, la Comunidad Católica Provida implementa los cinco puntos del Plan Pastoral (Oración, Educación, Testimonio Público, Acción Civil y Servicios de Apoyo)  a través de estos nueve ministerios:

 

embarazada? Confundida? Necesita ayuda? podemos ayudar. 

Organizaciones que ayudan a las madres y sus bebés