Background Image

Tres maneras de celebrar el Día de San Valentín y el Miércoles de Ceniza en el 2018

2/13/2018

Por primera vez desde 1945, el Miércoles de Ceniza - inicio de la temporada penitencial de la Cuaresma - cae el 14 de febrero, fiesta de San Valentín, comúnmente celebrado como Día de San Valentín. El Día de San Valentín es celebrado por parejas con regalos como chocolates, flores y una espléndida cena. Este año, por el contrario, el Miércoles de Ceniza es un día universal del ayuno para los Católicos (una comida completa más dos comidas pequeñas que juntas no son más abundantes que una comida completa) y abstinencia (sin consumo de carne), y es el comienzo de un período de 40 días de oración, sacrificio y simplicidad en preparación para la Pascua.

Los Católicos reconocemos el Miércoles de Ceniza como el inicio de un período solemne de reflexión en el cual nos comprometemos a cumplir con nuestro llamado bautismal a la madurez, santidad, servicio y comunidad. Debido a la importancia del Miércoles de Ceniza, las obligaciones de ayuno y abstinencia deben ser una prioridad para todos los Católicos. Si bien la fiesta de San Valentín ya no está en el calendario litúrgico Católico, muchas parejas disfrutan este día de fiesta secular para celebrar el amor de una manera especial. Aun cuando una cena opulenta que incluya un filete no es una opción para este año, hay muchas otras maneras en las que las parejas pueden celebrar su amor mientras siguen honrando la solemnidad del día y comienzan su jornada cuaresmal con Cristo.

Celebre el Día de San Valentín el Martes de Carnaval (martes, 13 de febrero)

El Martes de Carnaval tradicionalmente precede la observancia del ayuno cuaresmal. La costumbre de los Cristianos de comer panqueques el Martes de Carnaval es una manera de usar alimentos ricos tales como huevos, leche y azúcar, antes el comenzar el ayuno cuaresmal.

Este Martes de Carnaval termínese todos los dulces y chocolates que tenga en casa o celebre el Día Nacional del Panqueque en su restaurante favorito.

Pase la noche en su iglesia local en la Misa o la Liturgia de la Palabra

El Miércoles de Ceniza es uno de los días con mayor asistencia a la iglesia y la mayoría de las parroquias cuentan con Misas adicionales y liturgias en las que los fieles pueden recibir las cenizas. Encuentre una parroquia cerca de usted y pase tiempo con su pareja meditando cerca de la mejor manera de amar a Dios y al prójimo esta Cuaresma.

Cada año, el Miércoles de Ceniza los fieles reciben las cenizas marcando una cruz en su frente en señal de arrepentimiento y como recordatorio de nuestra propia mortalidad ("Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás"). Si bien asistir a Misa y recibir las cenizas el Miércoles de Ceniza no es una obligación, es una manera de entrar en la temporada de Cuaresma con un espíritu más fuerte y con la bendición de las gracias que son ofrecidas durante este tiempo litúrgico.

Celebe el Día de San Valentín de una manera más sencilla

Muchas de las trampas de las costumbres actuales del Día de San Valentín son extravagantes y costosas. Tómese el tiempo este año para celebrar una versión más modesta de las celebraciones tradicionales de esta fiesta. Si decide salir a comer, divida una comida vegetariana sencilla o pescado y no consuma postre. Dé un paseo en un parque local o incluso en su barrio, si el tiempo lo permite. En lugar de comprar una costosa caja de chocolates para su pareja, tómese el tiempo para hacerle una tarjeta usted mismo o para escribirle una romántica "carta de amor". Y en el espíritu de la generosidad, utilice el dinero que habría gastado en una cena o en un regalo costoso y dónelo a una institución de beneficencia, tal como Caridades Católicas o Plato de Arroz de CRS.