Background Image

Noticias de la Diócesis 12/7/2019


Segundo Domingo de Adviento

En el Evangelio del Segundo Domingo de Adviento, Juan Bautista hace eco a las palabras de los profetas Baruch e Isaías cuando nos dice que enderecemos y allanemos el camino del Señor, “Todo valle será rellenado, toda montaña y colina, rebajada; lo tortuoso se hará derecho, los caminos ásperos serán allanados y todos los hombres verán la salvación de Dios”(Lc 3,4-6).

¿Cuál es este “camino del Señor? y ¿Cómo vamos a prepararnos? El camino es Jesús quien nos dice ” Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí”. (Jn 14,6) Los primeros Cristianos entendían claramente este concepto o creencia, de hecho fueron llamados seguidores del “Camino”.

Para nosotros es el camino del discipulado. Un discípulo de Jesús es más que su admirador o seguidor; un discípulo es un imitador, uno que sirve. El Papa Francisco nos enseña que en virtud de nuestro bautismo hemos sido llamados a ser discípulos misioneros y evangelizadores (Evangelii Gaudium 120), y que ser un discípulo significa que estamos dispuestos a llevar constantemente el amor de Jesús a otros, especialmente a los pobres y los marginados (EG, 128).

Es el amor de Jesús y la alegría del Evangelio lo que hace que el camino del discípulo sea más fácil a pesar del cansancio y las dificultades. El testimonio y la alegría de ese amor llamarán a otros a preparar el Camino del Señor.

--
Fuente: bishopkevinfarrell.org