Background Image

Colecta de Emergencia para Ayudar a las Victimas de Inundación en Louisiana - 18 de Septiembre

8/30/2016

El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), Arzobispo Joseph E. Kurtz de Louisville, Kentucky, ha pedido que, el fin de semana del 18 de septiembre de 2016, se realice una colecta de emergencia para ayudar a las víctimas de las recientes inundaciones en Louisiana. Asimismo emitió una declaración de solidaridad con las víctimas e invitó a los Católicos a ayudar generosamente a los necesitados.

Los fondos de la colecta apoyarán los esfuerzos humanitarios de Caridades Católicas USA y ayudarán a brindar apoyo a diócesis Católicas que también han sido afectadas. Los donativos pueden efectuarse directamente en Caridades Católicas USA. Información adicional se encuentra disponible en: https://catholiccharitiesusa.org/.

A continuación encontrará la declaración completa del Arzobispo Kurtz.

--

Una Llamado a Apoyar a Nuestros Hermanos y Hermanas en Louisiana

Una Declaración del Arzobispo Joseph E. Kurtz de Louisville
Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Los Estados Unidos

Las tormentas recientes en Louisiana no tienen nombre, pero los nombres de quienes sufren a raíz de las peores inundaciones desde el Huracán Katrina son nuestros hermanos y hermanas. Como pueblo de Dios, vayamos en su ayuda. Exhorto a todos los Católicos en los Estados Unidos a responder generosamente. Nuestra oración y nuestro apoyo material para ayudar a reconstruir vidas son urgentes.

Unas 60,000 viviendas han sido dañadas y casi 20,000 personas han sido rescatadas de las aguas de la inundación. Más de 106,000 personas y familias han buscado asistencia federal en casos de desastre. La recuperación inmediata y a largo plazo representa una gran carga sobre los recursos públicos y privados. Esta es una carga que podemos ayudar a llevar como Cuerpo de Cristo. Ante la pérdida de sus posesiones terrenales y, en algunos casos, de sus medios de subsistencia económica, las aguas de la inundación dejaron a miles de familias sintiéndose aislados y temerosos. Acerquémonos a ellos.

Como Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, he emitido un llamado para que se realice una colecta de emergencia el, o cerca del, 18 de septiembre para apoyar los esfuerzos