Background Image

Noticias de la Diócesis 3/5/2021


Obispo Edward J. Burns enuncia respuesta a la decisión del Gobernador Abbott

La reciente decisión del gobernador de eliminar el mandato de utilizar cubre bocas y abrir el estado, ha creado preocupación en cuanto a cómo nuestras iglesias y escuelas responderán al anuncio.

Todos nosotros hemos sido afectados por el COVID-19. Este virus ha puesto a prueba nuestra fe y ha ocasionado dificultades y pérdidas considerables. Aunque estos han sido tiempos difíciles, debemos mantenernos vigilantes y llenos de esperanza.

La reciente decisión del gobernador de eliminar el mandato de utilizar cubre bocas y abrir el estado, ha creado preocupación en cuanto a cómo nuestras iglesias y escuelas responderán al anuncio. Tras consultar con representantes de sacerdotes, expertos en salud y una revisión de las estadísticas COVID más recientes, le he pedido a nuestros pastores que en este momento sigan cumpliendo con los protocolos vigentes. Esto incluye la dispensa de la obligación de asistir a la Misa dominical, el distanciamiento social y los límites moderados de capacidad de la iglesia. Asimismo, esperamos que los fieles Católicos de la Diócesis de Dallas sigan utilizando cubre bocas por caridad y preocupación hacia todos los que los rodean. Tengo planeado revisar regularmente este asunto a medida que se desarrolla esta cuestión, tomando en cuenta en todo momento las estadísticas médicas, la esperanza para el futuro y las necesidades de los fieles.

En su anuncio del 2 de marzo, el Gobernador Abbott expresó que, si bien los mandatos estatales ya no se encuentran en vigor, exhorta a los texanos a seguir ejerciendo una "vigilancia personal" mientras atraviesan por la pandemia y que las entidades pueden "limitar su capacidad o implementar protocolos de seguridad adicionales". Incluso, animó a los texanos a seguir utilizando cubrebocas.

Nuestra Oficina de las Escuelas Católicas ha mostrado el camino en la investigación, consultoría e implementación de protocolos COVID para que nuestros estudiantes, maestros y familias se mantengan protegidos y en la escuela. El Superintendente Dr. Matt Vereecke ya ha anunciado que las medidas de seguridad existentes se mantendrán en vigor en todas las escuelas diocesanas hasta finales de este año escolar.

Me uno a ustedes en su sufrimiento de la fatiga COVID. Sin embargo, la esperanza brilla más que nunca con las vacunas, las cuales están cada vez más disponibles en nuestras comunidades. En cuanto a las vacunas, también me pareció importante hacer un comentario acerca de la vacuna Johnson & Johnson que se ha puesto a disposición recientemente. Consulte dicha declaración aquí: https://www.cathdal.org/vacuna.

Como les he mencionado anteriormente, me siento muy agradecido de servir como su Obispo. Como su pastor, siempre haré todo lo que este en mis manos para proteger a mi rebaño. Les pido que se unan a mí para orar por el fin de esta horrible pandemia que ha cobrado un sinnúmero de vidas. Que nuestro Padre Celestial nos conceda paciencia y comprensión a medida que trabajamos juntos para ayudar a poner fin a la propagación de este virus mortal y al tremendo sufrimiento que ha ocasionado.


1/1/2100