Background Image

Noticias de la Diócesis 5/30/2020


Seis Hombres Ordenados al Sacerdocio para la Diócesis de Dallas

El Obispo Edward Burns ordenó a seis hombres como sacerdotes para la Diócesis de Dallas el sábado, 30 de mayo de 2020, a las 10 a.m. en la Iglesia Católica St. Francis of Assisi en Frisco.

 

El Obispo Edward Burns ordenó a seis hombres como sacerdotes para la Diócesis de Dallas el sábado, 30 de mayo de 2020, a las 10 a.m. en la Iglesia Católica St. Francis of Assisi en Frisco. La Misa fue concelebrada por el Obispo Auxiliar Greg Kelly y sacerdotes de toda la Diócesis de Dallas.

Debido a las restricciones en el tamaño de las reuniones durante este tiempo, la Misa de Ordenación estuvo cerrada al público general y sólo estuvo abierta para familiares y amigos invitados.

Los seis hombres son: Rev. Sr. Garrett Bockman de la Pastoral Universitaria de SMU/St. Elizabeth Ann Seton en Plano y originario de San Antonio, Rev. Sr. Ryan Hiaeshutter de la Iglesia Católica St. Ann en Coppell, Rev. Sr. Mark Garrett de Our Lady of the Lake en Rockwall, Rev. Sr. Aristeo Hernández de St. Augustine en Pleasant Grove, Rev. Sr. Elmer Herrera-Guzmán de la Iglesia Católica Santa Clara en Oak Cliff y originario de El Salvador, Rev. Sr. Branimir Pavelin de la Iglesia Católica Santa Elizabeth en Bonham y originario de Croatia. Dos hombres más de la misma clase serán ordenados en el otoño.

La Misa del sábado marca hasta nueve años de estudio, discernimiento y formación para cada uno de los seis hombres que culminaron en el Sacramento del Orden en el que fueron ordenados sacerdotes.

El Obispo Burns expresó que era importante, especialmente ahora, seguir adelante con los planes para la Misa de ordenación. "Durante este tiempo tan estresante estoy agradecido de que podamos celebrar esta Misa en la que ordenamos a seis nuevos sacerdotes porque ellos verdaderamente representan esperanza y gozo para nuestra Iglesia y nuestro pueblo". Prosiguió diciendo, "Pido que todos oremos para que Dios nuestro Padre Celestial bendiga a estos buenos hombres con santidad, fortaleza, sabiduría y felicidad al comenzar sus ministerios para predicar el Evangelio y llevar a las personas a la fe en Jesucristo".