Catholic Diocese of Dallas

Facebook   Twitter   Facebook    Pinterest   LinkedIn   Vimeo   RSS      

 

En Español - Reciba una Indulgencia Plenaria durante la Celebración del 125vo Aniversario de la Diócesis de Dallas

Receiving a Plenary Indulgence during the Celebration of the 125th Anniversary of the Diocese of Dallas

Publish date: Saturday, October 3, 2015

--

From the beginning of the Anniversary Year July 15, 2015, until its end on July 14, 2016, an opportunity is given for the faithful to receive a Plenary Indulgence, decreed by Pope Francis and with the pastoral intention of Bishop Kevin J. Farrell.

Throughout the Diocese of Dallas, Catholics should follow the guidelines, below, in order to obtain remission from all temporal punishment due to sin.

What is a Plenary Indulgence?

Temporal punishment can be thought of as a type of “penalty” that remains even after sacramental confession. Some type of restorative, purifying “process” can take place either in this life or in purgatory. Because the baptized are members of the Communion of Saints, some or all of the temporal punishment for sin is removed by the Plenary Indulgence, and any remaining restoration/reparation happens when we exchange holiness with one another. A Plenary Indulgence, when the conditions are met, is a way of recognizing that all of what we have and do comes from Christ.

Although some may need to deal with the personal guilt that occasionally lingers after forgiveness, we can see the work of God’s grace as we pray and do good works to become better Christians. Also, it is possible to obtain a Plenary Indulgence for oneself or for one who is already deceased, so that the deceased person’s “time” in Purgatory can be reduced.

What is the source of a Plenary Indulgence?

The source of a Plenary Indulgence is Christ himself, and the Church which has a treasury of spiritual goods that is unending and inexhaustible.

What can I do to receive a Plenary Indulgence in the Diocese of Dallas throughout the 125th Anniversary of the Diocese?

A Catholic should first:

  1. Receive the Sacrament of Penance (make a sacramental confession)
  2. Receive Holy Communion during a celebration of the Eucharist
  3. Pray for the intentions of the Holy Father

And in addition (select one)

  • Participate in a sacred celebration of the Eucharist at the Cathedral of the Virgin of Guadalupe, remaining in prayer which would include the Our Father, a Profession of Faith (Nicene or Apostles’ Creed), and prayers to the Blessed Mother.

OR

  • On any day of their choosing, the person makes a “pious visit” to a Catholic baptistery—or other place in which they received the Sacrament of Baptism-- and there they renew their baptismal promises.

 

During the 125th Anniversary Year of the Diocese of Dallas, Bishop Farrell will designate additional days that Catholics in the diocese, after attending a solemn celebration of the Eucharist or Liturgy of the Hours in a sacred place, may receive a Plenary Indulgence. These opportunities will be announced through the pastor, the diocesan website or newspaper, or be made known at diocesan celebrations at the Cathedral or in a sacred place indicated by Bishop Farrell.

 


Español

Reciba una Indulgencia Plenaria durante la Celebración del 125vo Aniversario de la Diócesis de Dallas

--

Desde el inicio del Año del Aniversario, 15 de Julio de 2015, hasta su conclusión el 14 de Julio de 2016, se otorga una oportunidad a los fieles de recibir una Indulgencia Plenaria, decretada por el Papa Francisco y con la intención pastoral del Obispo Kevin J. Farrell.

Los Católicos en toda la Diócesis de Dallas deberán seguir los lineamientos, que se encuentran en la parte inferior, para obtener la remisión de todo castigo temporal ocasionado por el pecado.

 

¿Qué es una Indulgencia Plenaria?

Se puede pensar en el castigo temporal cómo un tipo de “pena” que permanece aún después de realizar una confesión sacramental. Un cierto “proceso” de purificación restaurativa que puede llevarse a cabo, ya sea durante esta vida o en el Purgatorio. Ya que todos los bautizados son miembros de la Comunión de los Santos, parte de o todo el castigo temporal ocasionado por el pecado es removido por la Indulgencia Plenaria, y cualquier restauración/reparación remanente ocurre cuando intercambiamos santidad unos con otros. Una Indulgencia Plenaria, cuando se cumplen las condiciones necesarias, es una manera de reconocer que todo lo que tenemos y lo que hacemos proviene de Cristo.

Aun cuando algunos podremos necesitar lidiar con la culpa personal que ocasionalmente permanece después de obtener el perdón, podemos ver el trabajo de la gracia de Dios al rezar y realizar buenas obras para convertirnos en mejores Cristianos. Asimismo, es posible obtener una Indulgencia Plenaria tanto para nosotros mismos como para alguien que ya ha fallecido, para que su “tiempo” en el Purgatorio pueda reducirse.

 

¿Cuál es la fuente de una Indulgencia Plenaria?

La fuente de una Indulgencia Plenaria es el mismo Cristo, y la Iglesia, que posee un tesoro interminable e inagotable de bienes espirituales que es infinito e inagotable.

¿Qué puedo hacer para recibir una Indulgencia Plenaria en la Diócesis de Dallas durante el 125vo Aniversario de la Diocese?

A. Un Católico debe primeramente:

  1. Recibir el Sacramento de la Penitencia (realizar una confesión sacramental)
  2. Recibir la Sagrada Comunión durante una celebración de la Eucaristía
  3. Rezar por las intenciones del Santo Padre

 

En adición a lo anterior (seleccione uno)

Participe en una sagrada celebración de la Eucaristía en la Catedral Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe permaneciendo en oración, la cual incluiría el Padre Nuestro, una Profesión de Fe (Credo Niceno o de los Apóstoles) y oraciones a Nuestra Santísima Madre.

O BIEN

En cualquier día de su elección, la persona realiza una “visita piadosa” al baptisterio Católico– o a cualquier otro sitio donde recibió el Sacramento del Bautismo – y, una vez ahí, renueva sus promesas bautismales.

Durante el Año del 125vo Aniversario de la Diócesis de Dallas, el Obispo Farrell asignará días adicionales para que los Católicos de la diócesis, después de asistir a una solemne celebración de la Eucaristia o la Liturgia de las Horas en un sitio sagrado, puedan recibir una Indulgencia Plenaria. Estas oportunidades serán anunciadas a través del párroco, el sitio cibernético o el periódico diocesanos, o serán dadas a conocer durante las celebraciones diocesanas en la Catedral o en un sitio sagrado indicado por Obispo Farrell.