Catholic Diocese of Dallas

Facebook   Twitter   Facebook    Pinterest   LinkedIn   Vimeo   RSS      

 

En Español - Cómo obtener Indulgencias Plenarias para las Ánimas Benditas del Purgatorio esta semana

How to gain Plenary Indulgences for the Holy Souls in Purgatory

Publish date: Monday, October 31, 2016

--

The devotion to the memory of the dead is one of the most beautiful expressions of the Catholic spirit.

– Pope Saint John XXIII

The Feast of All Saints and All Soul’s Day give liturgical expression to our belief that we, as members of the Church, are also members of the Communion of Saints.   We express the belief in this Holy Communion each Sunday as we recite the Creed. In our celebration of the Holy Eucharist we are renewed in our communion with those who have gone before us in faith.

From the time of the ancient Church we have honored, respected and prayed for the dead.  In the Book of Maccabees the dead are prayed for “because it is a holy and a wholesome thought to pray for the dead that they may be loosed from their sins.”  We cannot be received into intimacy with God without having been purified from the consequences of personal sin.  Purgatory is the name for this process of purification.  In this process, the temporal punishment remaining from sins committed during life is satisfied.  As we follow Christ’s footsteps, we, the living, can assist the dead in the process of purification by our prayer, spiritual works and penitential expiation.  Our communion in grace and good works is of mutual benefit to the living and the faithful departed.

The Church provides a great opportunity to help the departed by performing acts of devotion, repentance and charity.  These acts provide remission from temporal punishment and are called indulgences.  During the Octave of All Saints, (November 1-8) the Church gives us a special opportunity to gain indulgences for the departed.

Grant #29.1.1

For the Souls in Purgatory – Plenary Indulgence

A plenary indulgence, applicable only to the souls in purgatory, is granted each and every day from November 1st to Nov 8th, who devoutly visit a cemetery and there pray, if only mentally, for the departed. The indulgence is plenary each day from the 1st to the 8th of November; on other days of the year it is partial.

REQUIEM ETERNUM

Eternal rest grant them, O Lord, and let perperpetual light shine upon them. May they rest in peace.
Amen.

Grant #29.1.2

All Souls’ Day (November 2nd) – Plenary Indulgence

A plenary indulgence is granted the faithful who, on All Souls’ Day (or according to the judgment of the bishop, on the Sunday preceding or following it, or on the solemnity of All Saints), devoutly visits a church or an oratory and recites an Our Father and the Creed.

OUR FATHER

Our Father, Who art in heaven,
Hallowed be Thy Name.
Thy Kingdom come.
Thy Will be done, on earth as it is in Heaven.
Give us this day our daily bread.
And forgive us our trespasses,
as we forgive those who trespass against us.
And lead us not into temptation,
but deliver us from evil. Amen.

 

APOSTLE’S CREED

In the name of the Father and of the Son and of the Holy Spirit. Amen.

I believe in God, the Father Almighty,
the Maker of heaven and earth,
and in Jesus Christ, His only Son, our Lord:
Who was conceived by the Holy Spirit,
born of the virgin Mary,
suffered under Pontius Pilate,
was crucified, dead, and buried;
He descended into hell.
The third day He arose again from the dead;
He ascended into heaven,
and is seated on the right hand of God the Father Almighty;
from hence he shall come to judge the living and the dead.
I believe in the Holy Spirit;
the holy catholic church;
the communion of saints;
the forgiveness of sins;
the resurrection of the body;
and the life everlasting.

Amen.

Requirements for obtaining a plenary indulgence:

・Do the work while in a state of grace,

・Receive Sacramental confession within 20 days of the work (several plenary indulgences may be earned per reception),

・Receive Eucharistic communion (one plenary indulgence may be earned per reception),

・Pray for the pope’s intentions (Our Father and Hail Mary, or other appropriate prayer, is sufficient),

・Have no attachment to sin (even venial) – i.e., it is sufficient that the Christian makes an act of the will to love God and despise sin.

 

Requirements for a partial indulgence:

・The work must be done while in a state of grace and with the general intention of earning an indulgence.

 

Notes:

 

・Only baptized persons in a state of grace who generally intend to do so may earn indulgences.

・Indulgences cannot be applied to the living, but only to the one doing the work or to the dead.

・Only one plenary indulgence per day can be earned (except for prayer at the hour of one’s own death).

・Several partial indulgences can be earned during the same day.

・If only part of a work with plenary indulgence attached is completed, a partial indulgence still obtains.

・If the penance assigned in confession has indulgences attached, the one work can satisfy both penance and indulgence.

・Confessors may commute the work or the conditions if the penitent cannot perform them due to legitimate obstacles.

・In groups, indulgenced prayer must be recited by at least one member while the others at least mentally follow the prayer.

・If speech/hearing impairments make recitation impossible, mental expression or reading of the prayer is sufficient.

・For an indulgence attached to a particular day requiring a church visit, the day begins at noon the day before and ends at midnight.

 

--

Source: Excerpted from column by Archbishop Allen Vigneron, The Michigan Catholic


Español

Cómo obtener Indulgencias Plenarias para las Ánimas Benditas del Purgatorio esta semana

--

La devoción a la memoria de los muertos es una de las más bellas expresiones del espíritu Católico.

– Papa San Juan XXIII

La Fiesta de Todos los Santos y el Día de los Fieles Difuntos expresan litúrgicamente nuestra creencia que nosotros, como miembros de la Iglesia, también somos miembros de la Comunión de los Santos. Queremos expresar la creencia en esta Santa Comunión cada domingo al recitar el Credo. En la celebración de la Sagrada Eucaristía somos renovados en nuestra comunión con aquellos que nos han precedido en la fe.

Desde la época de la Iglesia primitiva hemos honrado, respetado y orado por los muertos. En el Libro de los Macabeos se reza a los muertos "porque es un pensamiento santo y piadoso, para que sean librados de sus pecados". No podemos ser recibidos en la intimidad con Dios sin antes haber sido purificados de las consecuencias del pecado personal. El Purgatorio es el nombre para este proceso de purificación. En este proceso, se satisface el castigo temporal que permanece por los pecados cometidos durante la vida. Al seguir los pasos de Cristo, nosotros los vivos, podemos ayudar a los muertos en el proceso de purificación a través de nuestras oraciones, obras espirituales y expiación penitencial. Nuestra comunión, en estado de gracia, y nuestras buenas obras son de beneficio mutuo para los vivos y para los fieles difuntos.

La Iglesia ofrece una gran oportunidad para ayudar a los difuntos a través de la realización de actos de devoción, arrepentimiento y caridad. Estos actos proporcionan la remisión del castigo temporal y se llaman indulgencias. Durante la Octava de Todos los Santos, (1-8 de noviembre) la Iglesia nos ofrece una oportunidad especial para obtener indulgencias para los difuntos.

Por las Animas en el Purgatorio – Indulgencia Plenaria

Una indulgencia plenaria, aplicable solamente a las almas del purgatorio, es concedida diariamente del 1ero. de noviembre al 8 de noviembre, a quien visite un cementerio devotamente y rece por los difuntos ahí, aunque sólo sea mentalmente. La indulgencia es plenaria todos los días del 1ero. al 8 de noviembre; en otros días del año es parcial.

ETERNO REPOSO

Dales Señor el descanso eterno. Brille para ellos la luz perpetua. Descansen en paz. Amén.

Día de los Fieles Difuntos (2 de noviembre) – Indulgencia Plenaria

Se concede una indulgencia plenaria a los fieles que, el Día de los Fieles Difuntos (o de acuerdo al juicio del obispo, el domingo antes o después de este día, o en la Solemnidad de Todos los Santos), visiten una iglesia o un oratorio devotamente y reciten un Padre Nuestro y el Credo.

PADRE NUESTRO

Padre nuestro,
que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.

CREDO DE LOS APÓSTOLES

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.
Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.

Amén.

 

Requisitos para obtener una indulgencia plenaria:

・Realizar la obra en estado de gracia,

・Recibir confesión Sacramental dentro de 20 días de la obra (varias indulgencias plenarias pueden ser obtenidas por recepción),

・Recibir comunión Eucarística (una indulgencia plenaria puede ser obtenida por recepción),

・Orar por las intenciones del Papa (Padre Nuestro y Ave María u otra oración apropiada, es suficiente),

・No apegarse al pecado (incluso venial) – es decir, es suficiente que el Cristiano realice un acto de voluntad de amar a Dios y despreciar el pecado.

 

Requisitos para una indulgencia parcial:

・La obra debe realizarse en estado de gracia y con la intención general de ganar una indulgencia.

 

Notas:

・Solo pueden ganar indulgencias personas bautizadas en estado de gracia que intenten hacerlo.

・Las indulgencias no pueden ser aplicadas a los vivos, sólo al que realiza la obra o a los muertos.

・Solo puede ganarse una indulgencia por día (a excepción de la oración a la hora de la propia muerte).

・Pueden ganarse numerosas indulgencias parciales el mismo día.

・ Si sólo se ha completado parte de una obra con indulgencia plenaria adjunta, aun puede obtenerse una indulgencia parcial.

・Si la penitencia asignada en la confesión tiene indulgencias adjuntas, la obra puede satisfacer tanto la penitencia como la indulgencia.

・Los confesores pueden cambiar la obra o las condiciones si el penitente no puede realizarlas debido a obstáculos legítimos.

・En grupos, la oración por las indulgencias debe ser recitada por al menos un miembro mientras los otros siguen la oración al menos mentalmente.

・Si impedimentos del habla/audición hacen imposible la recitación, es suficiente la expresión mental o la lectura de la oración.

・Para una indulgencia adjunta a un día en particular que requiere una visita a la iglesia, el día comienza el mediodía del día anterior y termina a la medianoche.

--

Fuente: Extraído de la columna del Arzobispo Allen Vigneron, The Michigan Catholic