¿Dónde está tu Montaña?

2/23/2016

por Obispo Robert Barron

Al continuar con nuestras meditaciones, centrándonos especialmente en la Transfiguración, me gustaría reflexionar acerca de la oración. Los estudios demuestran que la oración es una actividad muy común y popular. ¡Incluso numerosas personas que no profesan una fe en Dios rezan!

¿Pero que es la oración — o aún mejor — qué debería ser? La Transfiguración es inmensamente instructiva en este sentido. Oímos que Jesús llevó a Pedro, Santiago y Juan con él "a la montaña a orar". Como hemos dicho anteriormente, las montañas son lugares bíblicos de encuentro con Dios. La idea era que cuanto más alto subas, más cerca estás de Dios.

No tenemos que tomarlo literalmente, pero debemos desempacar su sentido simbólico. Para comulgar con Dios, tienes que salir de tu mundo, de tu rutina cotidiana. La montaña simboliza trascendencia, alteridad, el Reino de Dios. Si las personas dicen, "Yo rezo en el camino al trabajo" o "mi trabajo es mi oración," no son realmente personas de oración.

Tu montaña puede ser la iglesia, un cuarto especial en tu casa, el coche o el campo. Pero tiene que ser un lugar donde has dado un paso fuera de tu vida ordinaria. Y tienes que tomar el tiempo para hacerlo. Jesús y sus amigos literalmente se alejaron para orar.

El texto nos dice, "Allí se transfiguró en presencia de ellos: su rostro resplandecía como el sol y sus vestiduras se volvieron blancas como la luz" (Mt 17,2). La referencia aquí es Moisés, cuyo rostro se transfiguró después de encontrarse con Dios en el Monte Sinaí. Pero la luminosidad en general debe indicar la invasión de Dios.

En las profundidades de la oración, cuando has logrado una comunión con el Señor, la luz de la presencia de Dios es encendida profundamente dentro de ti, en el centro de tu existencia. Y luego comienza a irradiar hacia fuera a través de la totalidad de tu ser. Por eso es tan importante que Mateo mencione la ropa de Jesús volviéndose de un blanco deslumbrante. La ropa evoca el contacto con el mundo exterior.

El Dios descubierto en oración debe irradiar al mundo a través de ti, para que te conviertas en una fuente de iluminación.

--

El Obispo Robert Barron es escritor, orador, teólogo y fundador de Word on Fire, un ministerio de los medios de comunicación global. Word on Fire llega a millones de personas utilizando las herramientas de los nuevos medios de comunicación para atraer a las personas a la Fe Católica.

Publicado originalmente en lentenreflections.com, usado con permiso

News