Los obispos Católicos de Texas expresaron decepción por la medida del Procurador General de Texas, Ken Paxton, de terminar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA)

7/20/2017

AUSTIN — Los obispos Católicos de Texas expresaron decepción por la medida del Procurador General de Texas, Ken Paxton, de terminar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), obligando a 117,000 jóvenes a ser deportados de los Estados Unidos.

“Estos individuos contribuyen a la economía, sirven honorablemente en nuestras fuerzas armadas, sobresalen en nuestras escuelas y universidades, sirven en nuestras iglesias y son voluntarios en nuestras comunidades. Los tejanos deberían sentirse orgullosos de reclamarlos como suyos" en vez de deportarlos, expresó el Cardenal Daniel DiNardo y el Arzobispo Gustavo García-Siller, M.Sp.S., quienes escribieron en su papel de arzobispos metropolitanos de Texas en nombre de sus hermanos en el episcopado.

Paxton y otros nueve fiscales generales del estado solicitaron recientemente al gobierno federal terminar DACA, la cual fue creada en 2012 para dar reconocimiento legal a adultos jóvenes que fueron traídos ilegalmente a los Estados Unidos siendo niños.

Presione aquí para ser redirigido a la historia completa (en inglés)

--

Imagen: flickr / Ed Schlpul (The Texas Capital building in Austin Texas.)

Diocese News