Profundice su relación con Jesucristo durante la Semana Nacional de la Biblia del 12-18 de Noviembre

11/9/2017

A medida que nos esforzamos por vivir como discípulos misioneros, recordamos que todos nosotros – párrocos, personal parroquial, equipos y comités de liderazgo y feligreses – debemos esforzarse constantemente por profundizar nuestra relación con Cristo, especialmente a través de la reflexión, intercambio y estudio de las Sagradas Escrituras.

Debido a esta necesidad, nuestro Departamento Diocesano de Servicios Catequéticos está buscando obtener información acerca del nivel de integración actual de los fieles de nuestra diócesis con las Sagradas Escrituras. Comenzando la semana del 12 al 18 de noviembre de 2017, Semana Nacional de la Biblia, el Departamento de Servicios Catequéticos patrocinará un Estudio de Integración con las Escrituras. 

Se exhorta a que todos los adultos Católicos en la diócesis se tomen el tiempo para llenar esta breve encuesta.

--

Mensaje del Obispo Edward J. Burns para la Semana Nacional de la Biblia

Queridos Hermanos y Hermanas en Cristo,

Como Obispo de Dallas, celebro, apoyo y rezo por su compromiso de estudiar la Palabra de Dios.

Usen su Biblia para conocer la Verdad eterna y la Luz de la fe, para ser inspirados por el Espíritu Santo y para ser animados por la misericordia, el perdón y el amor.

Este es nuestro libro y hemos basado nuestra fe Católica en él. Por medio de profetas, eruditos, poetas y apóstoles, Dios inspiró estas palabras para que fueran escritas en nuestro beneficio. Como San Lucas nos dice en su Evangelio:

“Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura. Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: ‘El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor’. Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él. Entonces comenzó a decirles: ‘Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír’. Todos daban testimonio a favor de él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca. Y decían: ‘¿No es este el hijo de José?’” (Lc 4,16-22).

 

Que la palabra de Dios moldee la manera en la que viven su vida, practican la fe Católica y sirven a los demás.

Que Dios bendiga se jornada permanente al discipulado, y la de todos aquellos que son enriquecidos por su amor y su fe.

Sinceramente suyo en Cristo,

Reverendísimo Edward J. Burns

Obispo de Dallas

Diocese News