En una decisión 5-3, la Corte Suprema decide invalidar Texas HB2

6/27/2016

La Corte Suprema ha decidido, en una decisión de 5-3, invalidar Texas HB2, una ley que protege la seguridad de las mujeres que buscan practicarse un aborto. La Legislatura del Estado de Texas aprobó HB2 de forma abrumadora. El objetivo principal de HB2 son centros quirúrgicos seguros, estándares de salud y seguridad para mujeres que buscan practicarse un aborto.

"El Tribunal ha rechazado una ley de sentido común que protege a las mujeres de centros de servicios de aborto que ponen las ganancias por encima de la seguridad del paciente", dijo Deirdre McQuade, Director Adjunto de Comunicaciones Pro-Vida en el Secretariado de Actividades Pro-Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos. "La ley simplemente requiere que los servicios de aborto reúnan los mismos estándares de salud y seguridad de otros centros quirúrgicos ambulatorios – estándares tales como personal adecuado, dispensadores de jabón y condiciones sanitarias básicas. Requiere que los médicos que realizan abortos cuenten con los mismos privilegios que los hospitales cercanos, y que los pasillos sean lo suficientemente anchos como para permitir que el personal de emergencia pase con camillas en caso que surja una emergencia que ponga en riesgo la vida”.

"El aborto reclama las vidas de los niños no nacidos y a menudo también pone en peligro a sus madres," agregó McQuade. "Este fallo contradice el consenso entre los grupos médicos que dichas medidas protegen las vidas de las mujeres".

El aborto quirúrgico es un procedimiento invasivo que plantea numerosas y graves complicaciones médicas. El estado tiene un interés legítimo en asegurar el máximo nivel de seguridad para la mujer que se someten al procedimiento y que se encuentren disponibles emergencias viables en caso de presentarse complicaciones tales como hemorragia, infección, perforación uterina, coágulos de sangre, desgarros cervicales o reacciones alérgicas. Es una irresponsabilidad de los médicos realicen este procedimiento sin ser capaces de proporcionar tratamiento de seguimiento para las complicaciones asociadas a esta práctica.

La Iglesia Católica en Texas, en comunión con millones de Católicos y otras personas pro-vida en toda América y el mundo, continuaremos nuestros esfuerzos por proteger la vida y la dignidad humana desde la concepción hasta la muerte natural.

Fuentes - USCCB.org, Conferencia Católica de los Obispos de Texas

News