Presidente del Comité Pro-Vida exhorta al Senado a llevar a votación y pasar la Ley de Protección a los Sobrevivientes del Aborto Nacidos Vivos

2/7/2019

5 de febrero de 2019

WASHINGTON– El Senado no aprobó por unanimidad la Ley de Protección a los Sobrevivientes del Aborto Nacidos Vivos — ley que garantizaría que un niño que nace vivo tras un aborto reciba el mismo grado de cuidado para preservar su vida y salud que cualquier otro niño nacido vivo a la misma edad gestacional.

El Arzobispo Joseph F. Naumann, Presidente del Comité de Actividades Pro-Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), emitió la siguiente declaración en respuesta:

"Anoche, el Senado de Estados Unidos tuvo la oportunidad de declarar unánimemente a la nación que el infanticidio es objetivamente inmoral. Es inconcebible que no lo hayan hecho. No debería dejarse que ningún recién nacido sufra o muera sin atención médica. Es cruel y despiadado dejar a estos infantes vulnerables sin cuidado ni derechos. El congreso debe tomar y aprobar este proyecto de ley y garantizar que el legado Roe v. Wade no pase de matar niños no nacidos a matar bebés recién nacidos".

Asimismo, el arzobispo envió una carta al Senado de los Estados Unidos exhortándolos a llevar a votación y pasar la Ley de Protección a los Sobrevivientes del Aborto Nacidos Vivos esta semana. En su carta, el Arzobispo Naumann pidió al Senado apoyar la "legislación de sentido común" que protegería a los niños que sobrevivieron a intentos de aborto.

--
Fuente: usccb.org
Crédito fotográfico: rawpixel on Unsplash

 

Diocese News

 

Back