Cántico de las Criaturas: El himno de San Francisco de Asís que inspiró "Laudato Si'"

6/17/2015

El Cántico de las Criaturas, escrito por San Francisco de Asís es también conocido como el Cántico del Sol (en italiano: “Cantico di frate Sole,” en ocasiones es traducido como “Cántico del Hermano Sol”), o Laudes Creaturarum (“Alabanza a las Creaturas”). Este himno fue escrito durante el período de transición en el desarrollo del lenguaje italiano del latín, y es la literatura vernácula más antigua escrita en dialecto umbro.

El Cántico consta de tres secciones:

Una alabanza a Dios por sus criaturas como el “Hermano Sol,” la “Hermana Luna,” el “Hermano Viento,” la “Hermana Agua”

Esta sección del Cántico fue escrita al final de la vida de San Francisco (1224) mientras se recuperaba de una enfermedad en San Damiano junto a Santa Clara y las Hermanas Pobres. En este punto en su vida, San Francisco estaba casi totalmente ciego, y sin embargo a través de su sufrimiento, compuso este himno de alabanza a Dios por todas las maravillas de la creación.

Una alabanza para quienes perdonan por amor a Dios y soportan las pruebas en paz

La segunda parte del Cántico fue compuesta cuando Francisco reconcilió al obispo y el podestá (Primer Magistrado) de Asís. Él envió sus frailes a cantar la primera parte del cántico frente a ellos, lo cual dio paso a su reconciliación.

Una alabanza para «Hermana la Muerte Corporal» y para "aquellos a quienes encuentre en tu santísima voluntad"

De acuerdo a la tradición, fue la primera vez que el Cántico fue cantado en su totalidad por Francisco y los Hermanos Angelo y Leo, dos de sus compañeros originales, en el lecho de muerte de Francisco. El verso final alabando la "Hermana Muerte" se dice fue agregado apenas unos minutos antes de la muerte de Francisco.

El famoso autor Católico G.K. Chesterton expresó que el Cántico de las Criaturas "es una obra sumamente característica, y que mucho de San Francisco podría ser reconstruido a partir de solamente esa obra." El Padre Noel Muscat, OFM, señaló que el Cántico "es un testimonio de la profunda unión entre Francisco y la creación, vista como un don de Dios. Esta unión se basa en la categoría de la fraternidad universal."

Al observar las enseñanzas ambientales del Papa Francisco a través de la espiritualidad de su tocayo papal, San Francisco, el llamado a «alabar y encomiar su amor a través de la contemplación de la creación» se hace evidente. También debemos recordar que la creación de Dios "no es una propiedad, de la cual podemos disponer a nuestro gusto; ni, mucho menos, es una propiedad sólo de algunos, de pocos: la creación es un don, es un don maravilloso que Dios nos ha dado para que cuidemos de él y lo utilicemos en beneficio de todos, siempre con gran respeto y gratitud."

Cántico de las Creaturas

Texto original en dialecto umbro:

Altissimu, onnipotente bon Signore,
Tue so le laude, la gloria e l'honore et onne benedictione.

Ad Te solo, Altissimo, se konfano,
et nullu homo ène dignu te mentouare.

Laudato sie, mi Signore cum tucte le Tue creature,
spetialmente messor lo frate Sole,
lo qual è iorno, et allumini noi per lui.
Et ellu è bellu e radiante cum grande splendore:
de Te, Altissimo, porta significatione.

Laudato si, mi Signore, per sora Luna e le stelle:
in celu l'ài formate clarite et pretiose et belle.

Laudato si, mi Signore, per frate Uento
et per aere et nubilo et sereno et onne tempo,
per lo quale, a le Tue creature dài sustentamento.

Laudato si, mi Signore, per sor'Acqua,
la quale è multo utile et humile et pretiosa et casta.

Laudato si, mi Signore, per frate Focu,
per lo quale ennallumini la nocte:
ed ello è bello et iucundo et robustoso et forte.

Laudato si, mi Signore, per sora nostra matre Terra,
la quale ne sustenta et gouerna,
et produce diuersi fructi con coloriti fior et herba.

Laudato si, mi Signore, per quelli ke perdonano per lo Tuo amore
et sostengono infirmitate et tribulatione.

Beati quelli ke 'l sosterranno in pace,
ka da Te, Altissimo, sirano incoronati.

Laudato si mi Signore, per sora nostra Morte corporale,
da la quale nullu homo uiuente pò skappare:
guai a quelli ke morrano ne le peccata mortali;
beati quelli ke trouarà ne le Tue sanctissime uoluntati,
ka la morte secunda no 'l farrà male.

Laudate et benedicete mi Signore et rengratiate
e seruiteli cum grande humilitate.

Traducción al español:

Altísimo y omnipotente buen Señor,
tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor y toda bendición.

A ti solo, Altísimo, te convienen
y ningún hombre es digno de nombrarte.

Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas,
especialmente en el Señor hermano sol,
por quien nos das el día y nos iluminas.
Y es bello y radiante con gran esplendor,
de ti, Altísimo, lleva significación.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana luna y las estrellas,
en el cielo las formaste claras y preciosas y bellas.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento
y por el aire y la nube y el cielo sereno y todo tiempo,
por todos ellos a tus criaturas das sustento.

Alabado seas, mi Señor por la hermana Agua,
la cual es muy humilde, preciosa y casta.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego, por el cual iluminas la noche,
y es bello y alegre y vigoroso y fuerte.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra,
la cual nos sostiene y gobierna
y produce diversos frutos con coloridas flores y hierbas.

Alabado seas, mi Señor, por aquellos que perdonan por tu amor,
y sufren enfermedad y tribulación;
bienaventurados los que las sufran en paz,
porque de ti, Altísimo, coronados serán.

Alabado seas, mi Señor, por nuestra hermana muerte corporal,
de la cual ningún hombre viviente puede escapar.
Ay de aquellos que mueran en pecado mortal.
Bienaventurados a los que encontrará
en tu santísima voluntad
porque la muerte segunda no les hará mal.

Alaben y bendigan a mi Señor
y denle gracias y sírvanle con gran humildad.

 

News