Obispo Kevin Farrell responde a la decisión de la Corte Suprema en referencia al matrimonio

6/26/2015

La Corte Suprema ha emitido un fallo que redefine la definición de matrimonio civil.  Nuestra fe Católica nos dice que el matrimonio siempre ha sido y sigue siendo el compromiso sagrado permanente de un hombre y una mujer.  El matrimonio, como la unión de un hombre y una mujer, es anterior a todas las naciones, leyes y constituciones.  El matrimonio no es sólo una relación de amor entre dos personas que se han comprometido mutuamente, se trata también de procreación - esto requiere de un hombre y una mujer.

La misma Constitución que ahora abre el matrimonio civil a parejas del mismo sexo, confirma y protege el derecho de la Iglesia a continuar con su enseñanza histórica con respecto al Sacramento del Matrimonio.

Como Católicos creemos en la dignidad de cada ser humano creado a imagen y semejanza de Dios. Como tal, aceptamos a todas las personas con respeto, compasión y sensibilidad, y conscientes de esto, incluso en estos tiempos de polarización, no hay lugar para el escarnio o la petulancia. Le pido a Dios que todas las personas que apreciamos las libertades civiles que ofrece la Constitución de los Estados Unidos se unan a nosotros, trabajando para salvaguardar los derechos de las personas de fe que viven y ejercen esa fe como creen que Dios manda.

Les pido a todos que oren por la santidad del Sacramento del Matrimonio y que se unan orando continuamente por nuestro país.

 

 

News