Background Image

Coronavirus 3.31.2020


Decreto Adicional del Obispo Edward J. Burns y Directrices para la Semana Santa

El gobernador Greg Abbott presentó una declaración hoy indicando que los servicios de la iglesia se consideran esenciales y continuó destacando la necesidad de que estén en línea o transmitiéndose en video.

La seguridad de nuestros fieles, del clero y de nuestra comunidad en general son nuestra máxima prioridad durante estos tiempos difíciles y desafiantes. Con el ejemplo, el Santo Padre ha indicado que las celebraciones litúrgicas desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Pascua deben tener lugar sin la presencia de los fieles en interés de la seguridad pública. 

Si bien, sabemos que no existe una prohibición del gobierno de que se realicen los servicios de la iglesia, sería imposible mantener a las multitudes a 10 o menos, mantener el distanciamiento social o adherirse a otras pautas de los CDC durante la Misa y otros servicios en nuestras iglesias.

Por lo tanto, la Diócesis de Dallas ha emitido un decreto que continúa la suspensión de las celebraciones litúrgicas públicas y de todos los eventos parroquiales. La Diócesis seguirá proporcionando recursos de fe en línea y transmitiendo Misas para los fieles hasta al menos el 1º. de mayo de 2020.

Directrices para la Semana Santa y la Pascua

la Orden Ejecutiva del Gobernador Greg Abbott - 31 de marzo

 


DECRETO

El 13 de marzo de 2020, en vista de la creciente preocupación por el Coronavirus, emití un decreto en el que, entre otras precauciones, suspendía temporalmente las Misas y cerraba las escuelas Diocesanas. El 24 de marzo de 2020, tras la orden Refugio en el Lugar emitida en el Condado de Dallas, se publicaron directrices adicionales. El 31 de marzo de 2020, el Gobernador de Texas emitió una Orden Ejecutiva, viendo los servicios religiosos como esenciales. Por lo tanto, en este momento, en consulta con las autoridades locales, y por el deseo de ayudar a combatir el virus y limitar la exposición o el riesgo del rebano, consciente de que muchos eventos por su naturaleza atraen a un gran número de personas, por medio del presente, decreto lo siguiente:

  • Las Misas Públicas permanecen suspendidas temporalmente. Debido a que las Misas públicas atraen grandes multitudes, las Misas y otras devociones continuarán transmitiéndose en vivo siempre que sea posible. Además de las parroquias, la Diócesis continúa transmitiendo en vivo Misas y eventos grabados en el sitio web de la Diócesis de Dallas y la televisión local. Durante dichas Misas, habrá un acto de comunión espiritual.
  • Todos los Católicos de la Diócesis de Dallas siguen dispensados de la obligación de asistir a Misa "el domingo y las demás fiestas de precepto" (canon 1247).
  • El Centro Pastoral permanecerá cerrado y el trabajo a distancia continuará para los servicios esenciales.
  • Las escuelas Diocesanas permanecerán cerradas, y se continuar con el aprendizaje en línea hasta nuevo aviso.
  • No habrá reuniones programadas en la iglesia o en las instalaciones de la iglesia durante este período de tiempo, aun cuando el edificio de la iglesia pueda permanecer físicamente abierto a veces durante las horas diurnas de ser posible.
  • La Adoración Pública del Santísimo Sacramento permanece temporalmente suspendida, ya que la adoración pública puede atraer a un gran número de personas. Los párrocos deben proporcionar recursos en el sitio web de la parroquia o en cualquier otro lugar para la oración privada y la comunión espiritual. El sitio web de la Diócesis de Dallas también contiene una serie de recursos.
  • Las Confesiones Programadas en la iglesia, que pueden hacer que los grupos formen largas filas, permanecen temporalmente suspendidas. Las solicitudes individuales en persona pueden ser respondidas por los sacerdotes.
  • Contrición Perfecta: La Diócesis ha publicado un recurso sobre la Contrición Perfecta que debería ser útil para los fieles que no pueden procurar el Sacramento de la Confesión. Se encuentra aquí. La Contrición Perfecta, tal como lo articula el párrafo 1452 del Catecismo, y más recientemente el Santo Padre, "surge de un amor por el cual Dios es amado por encima de todo" y especialmente en los casos en que la confesión sacramental no está inmediatamente disponible "obtiene inmediatamente perdón de los pecados mortales si incluye la firme resolución de recurrir a la confesión sacramental tan pronto como sea posible".
  • Confesión, Comunión como Viático y Unción de los Enfermos deben ser otorgadas en peligro de muerte en la medida de lo posible. En caso de que se indique COVID-19, se tomarán las medidas adecuadas.
  • Todas las Confirmaciones programadas hasta finales de abril se pospondrán a una fecha posterior.
  • Los Bautismos deben posponerse, excepto en situaciones de emergencia. Como recordatorio, en casos de emergencia, cualquier persona puede realizar un bautismo. Consulte el siguiente documento para estos casos.
  • Las Bodas, incluyendo Convalidaciones, deben ser reprogramadas. Si esto no es posible, deben celebrarse en privado sin Misa y con no más de 10 personas presentes, incluido el sacerdote o diácono.
  • Las Quinceañeras deben posponerse.
  • Todas las demás reuniones parroquiales deben permanecer canceladas en este momento.
  • Los servicios funerarios se limitarán a un servicio junto al sepulcro con solamente los familiares inmediatos, y no deben exceder de 10 personas en total, incluyendo el ministro, el director y el personal funerario.
  • Las Misas Conmemorativas se celebrarán en una fecha posterior una vez que pase la crisis.
  • Se recomienda encarecidamente que ningún miembro de una población vulnerable asista a un servicio funerario.
  • Se debe observar el distanciamiento social (seis pies) con los asistentes en todo momento.
  • Vigilias y Visitaciones no serán posibles en este momento.
  • No se permiten reuniones sociales previas o posteriores a los servicios en los edificios parroquiales o en la propiedad de la parroquia.

Se han publicado directrices adicionales de Semana Santa y Pascua, las cuales aparecen en el sitio web Diocesano. Este Decreto permanecerá en vigor hasta el 1o. de mayo de 2020, a menos que sea modificado o revocado.

Sigamos orando todos con confianza y permanezcamos enfocados en la gloriosa Resurrección de Cristo durante este momento increíblemente difícil. "No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios. Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, tomará bajo su cuidado los corazones y los pensamientos de ustedes en Cristo Jesús”. – Filipenses 4, 6-7.

Dado el 31 de Marzo de 2020 en la Diócesis de Dallas.
 

Excelentísimo Edward J. Burns 
Bishop of Dallas

Gregory Caridi 
Canciller