Catholic Diocese of Dallas

Facebook   Twitter   Facebook    Pinterest   LinkedIn   Vimeo   RSS      

 

En Español - Declaración acerca del Tiroteo en la Iglesia en Sutherland Springs y de la Seguridad en la Iglesia

Statement on the Sutherland Springs Church Shooting and Church Safety

Publish date: Monday, November 6, 2017

--

Today we continue to pray for all those impacted by the tragic mass shooting at Sutherland Springs First Baptist Church.

In light of this tragic event, Bishop Edward J. Burns has asked that parishes in the Diocese of Dallas consider appropriate safety measures, including the removal of all signs prohibiting the concealed carry of firearms on campus to eliminate any perception that any of our parishes would be an easy target for terror.

But let us be clear, the policy of prohibiting the open or concealed possession of firearms at our parishes still stands. Bishop Burns is in consultation with others as to how to address safety measures for our parishioners.

It is the goal of the Diocese of Dallas to provide a safe environment for all our parishioners and guests to worship and exercise our faith free from fear. Bishop Burns will ask parishes to consider additional safety measures for large parish gatherings.

May God the Great Comforter bring peace and healing to the wounded and loved ones of all the victims.

--

Image credit: Lynda Gonzales/KUT News


Español

Declaración acerca del Tiroteo en la Iglesia en Sutherland Springs y de la Seguridad en la Iglesia

--

Hoy continuamos orando por todos los afectados en el trágico tiroteo en la Iglesia First Baptist en Sutherland Springs.

A la luz de este trágico suceso, el Obispo Edward J. Burns ha pedido que las parroquias de la Diócesis de Dallas consideren las medidas de seguridad apropiadas, incluyendo la eliminación de todos los señalamientos que prohíben la posesión de armas de fuego ocultas en las instalaciones para eliminar cualquier percepción que indique que cualquiera de nuestras parroquias sería un blanco fácil para el terror.

Pero seamos claros, el reglamento que prohíbe la posesión de armas de fuego, a la vista u ocultas, en nuestras parroquias aún permanece vigente. El Obispo Burns se encuentra discutiendo con otras personas acerca de la mejor manera de abordar las medidas de seguridad para nuestros feligreses.

La Diócesis de Dallas tiene como objetivo proveer un ambiente seguro para que todos nuestros feligreses e invitados rindan culto y practiquen nuestra fe sin miedo. El Obispo Burns pedirá a las parroquias que consideren adoptar medidas adicionales de seguridad para las reuniones grandes en la parroquia.

Que Dios, el Gran Consolador, traiga la paz y la sanación a los heridos y a los seres queridos de las víctimas.