Background Image

COVID-19 11.15.2021


Mass Dispensation to be lifted in the Diocese of Dallas on November 28th
La Dispensa de asistir a Misa en la Diócesis de Dallas será retirada el 28 de noviembre

  • English

     

    Catholics of the Diocese of Dallas will soon be obligated to once again attend Sunday Mass in person. In March of last year Bishop Edward Burns waived the obligation to attend Mass on Sundays and Holy Days of Obligation for health and safety reasons during the COVID-19 pandemic.

    After consulting with his brother priests, and in light of the greatly improved conditions throughout the state and nation, Bishop Burns informed the clergy that the dispensation will be lifted in the Diocese of Dallas on November 28, 2021, the First Sunday of Advent.

    Bishop Burns thanked parishioners and expressed happiness in making the announcement. “I’m forever grateful to the men, women and young people who worshiped from home or followed restrictions in our churches to stay safe and faithful through the very difficult challenges of the past year. It will be a joyful day to see our churches filled again especially as we enter the Advent season and prepare to observe the birth of Jesus.”

    The televised Mass that is offered online and on local television stations (KDFI-Channel 27 and Univision Canal 23) will continue to be available for the homebound.

    View Decree (PDF)

     

  • Español

     

    Los Católicos en la Diócesis de Dallas pronto tendrán de nuevo la obligación de asistir a la Misa dominical en persona. En marzo del año pasado, el Obispo Edward Burns dispensó la obligación de asistir a Misa los domingos y otras Fiestas de Precepto por razones de salud y seguridad durante la pandemia del COVID-19.

    Luego de consultar con sus hermanos sacerdotes, y en vista de que las condiciones en el estado y en el país han mejorado considerablemente, el Obispo Burns informó al clero que la dispensa será retirada en la Diócesis de Dallas el 28 de noviembre de 2021, primer domingo de Adviento.

    El Obispo Burns agradeció a los fieles y expresó su alegría al realizar este anuncio. «Estaré por siempre agradecido con los hombres, mujeres y jóvenes que siguieron rindiendo culto a Dios desde sus hogares o que siguieron las restricciones en nuestras iglesias para mantenernos seguros y fieles a través de los desafíos tan difíciles del año pasado. Será un día de gozo al ver nuestras iglesias llenas de nuevo especialmente, mientras entramos en la temporada de Adviento y nos preparamos a celebrar el nacimiento de Jesús».

    La Misa televisada que es ofrecida en línea y en los canales locales de televisión (Canal 23 - Univisión en español y KDFI-Canal 27 en inglés) continuarán estando disponibles para las personas confinadas en casa.

    Vea el Decreto del 10 de noviembre